NUESTROS ARTÍCULOS DE INTERÉS

BLOG

Os hemos escrito todo un amplio abanico de artículos sobre motocross que os pueden ayudar a mejorar en vuestra disciplina favorita, esperemos que os sirvan de gran ayuda.

 

¿QUÉ HAY QUE COMER CUANDO ESTEMOS NERVIOSOS ANTES DE UNA COMPETICIÓN?

Cuando llega el día de la carrera los nervios están presentes desde primera hora de la mañana, si le añadimos que  los formatos actuales de horarios hay entrenamientos libres a las 8.30h, en ocasiones para el piloto comer es todo una odisea. Para tener la energía óptima, habrá sido importante también realizar la cena del día anterior con una correcta ingesta de carbohidratos y proteínas, y una vez por la mañana realizar el almuerzo mínimo una hora y media antes de ponerse encima de la moto. La mayoría de los pilotos se ponen muy nerviosos antes de la manga y esto puede mermarles el apetito y generar problemas como náuseas, diarrea y calambres estomacales. Si se tienen problemas para comer alimentos sólidos durante este período, se pueden consumir alimentos líquidos como productos sustitutorios de comidas (suplementos deportivos de hidratos de carbono y proteínas), bebidas isotónicas, batidos, yogur líquido y yogur con fruta. Optaremos por alimentos semilíquidos como el puré de frutas, yogur, gachas de avena, arroz con leche…En cuanto a los alimentos blandos destacaríamos sémola, puré de patata o arroz tal vez sientan mejor al aparato digestivo.  Para reducir los problemas, evitaremos alimentos ricos en fibra como el salvado, los frutos secos y las legumbres. Tal vez prefiramos no comer verduras que causan flatulencia, como la col, la coliflor, las coles de Bruselas y el brécol. La cafeína puede provocar ansiedad y problemas como diarrea cuando se combina con los nervios. En esencia, evitaremos cualquier cosa que sea nueva o poco habitual. La regla de oro para la dieta previa a la competición es ceñirse a los alimentos que hayamos probado y de los cuales estemos seguros de que nos sientan bien.

DESPUÉS DE LA COMPETICIÓN, ¿RECUPERACIÓN ACTIVA O REPOSO COMPLETO?

Una vez finalizamos un esfuerzo, nuestro cuerpo acumula fatiga después de realizar mangas de entrenamientos y de carreras. En ocasiones, volver a realizar ejercicio de baja intensidad en las horas posteriores puede resultar más beneficioso que el descanso completo.
Tras la competición o una fuerte sesión de ejercicio, la mejor opción para llevar a cabo una óptima recuperación, es el descanso completo. Sin embargo, las investigaciones están empezando a perfeccionar las ventajas de la recuperación activa (o reposo activo). Dos formas de reposo activo pueden ser el mismo “enfriamiento activo” al final de la sesión o la competición (los pilotos se dirigen a las duchas y de ahí a casa). La mayoría de deportistas utilizan esta práctica durante los entrenamientos, aun así es poco común en días de competición, sobre todo en los casos donde el evento se celebra fuera y se tiene que viajar para volver a casa. La segunda corresponde a los días posteriores al evento, especialmente en aquellos de más de una hora de intensa duración. Las investigaciones están empezando a apilar beneficios en apoyo de estos dos hábitos.

Para aquellos que ya estén familiarizados con esta noticia y la pongan en práctica, lo interesante será saber que los beneficios no deben presentarse únicamente al adquirir la costumbre de recuperar activamente tras los eventos, sino que también esto se puede realizar durante el mismo entrenamiento. Por ejemplo, un estudio publicado en el Journal Medicine & Science in Sports and Exercise, ha encontrado que la recuperación activa inmediatamente después del evento, promueve la recuperación y reduce los niveles de lactato muscular más rápidamente que el reposo completo. Tras varios intervalos de esfuerzo de alta intensidad, un grupo descansó completamente entre cada intervalo, mientras el otro continuó ejercitándose a una intensidad del 30% entre los diferentes esfuerzos. El grupo de recuperación activa, redujo los niveles de lactato sanguíneo más rápido y además pudo alcanzar una potencia de trabajo mayor durante la prueba, en comparación al grupo de reposo total.

 

Muchos deportistas están interesados en encontrar la mejor forma de acelerar la recuperación y cada vez se está escribiendo más y estudiando sobre la rápida recuperación tras actividades de alta intensidad. Tenemos que insistir en que la recuperación activa está empezando a ser una práctica común y básica en los programas de entrenamiento de los deportistas.
Otro estudio, ha encontrado que añadir una actividad de baja intensidad al período de reposo tras la competición, no afecta de manera desfavorable a la recuperación fisiológica, y tiene un efecto beneficioso en la recuperación anímica (psicológica) al aumentar la relajación.

Un tercer estudio, también refuerza la recuperación activa, afirmando que ayuda a eliminar el ácido láctico y a acelerar el proceso de recuperación. La teoría general, nos dice que la actividad ligera promueve la circulación sanguínea y que a su vez interviene para eliminar el ácido láctico almacenado en los músculos. La recuperación con actividades de baja intensidad parece recuperar más rápidamente los músculos ejercitados, aun así, pensamos que se necesitan más investigaciones específicas para establecer una respuesta definitiva del método a seguir para recuperarse con mayor rapidez de un ejercicio o evento estrenuo específico al deporte y al tipo de entrenamiento que realicemos.

La recuperación activa parece permitir al atleta recuperarse del estrés tanto fisiológico como psicológico causado por el entrenamiento y la competición, manteniendo los niveles de forma física. Puedes considerar añadir algo de recuperación activa a tu plan para la post-competición sin olvidar que las pausas totales durante el entrenamiento parecen no ofrecer las mismas ventajas que mantenerse en movimiento. Para llevar esto a cabo es posible que parte de la sesión de entrenamiento se reduzca en tiempo para evitar el sobreentrenamiento (puesto que estarás en activo durante toda la sesión).

SER PILOTO DE CARRERAS, LO QUE LA VERDAD ESCONDE

La gran mayoría de los pilotos que empiezan a montar en moto a corta edad viene por tradición familiar, aun que también hay gran cantidad de pilotos que simplemente les atrae el hecho de conducir una moto de cross y lo considera como un estilo de vida. Sea cual sea la razón, estaremos de acuerdo que el motocross es un deporte muy completo, no solamente por su implicación de trabajo físico, sino por la variedad de situaciones a las que se someten los pilotos tanto a nivel técnico, físico y sobretodo psicológico. En cuantas ocasiones todo piloto habrá oído por parte de otros lo privilegiado que es en poder dedicarse a competir en un deporte como este, y en cierta manera es cierto porque el hecho de pilotar una moto o competir y ponerse detrás de una valla hace sentir sensaciones únicas que posiblemente otros nunca sentirán. Pero detrás de un rendimiento y unos resultados hay una fuente de sacrificios, miedos, presiones y luchas mentales que su gestión conlleva en ocasiones a plantearse incluso si puede valer la pena tanto sufrimiento.

El día de la carrera es ese día que el piloto ha estado preparando física y mentalmente, pero que en ocasiones solo ver el ambiente de los camiones y las furgonetas en el box, el estado del circuito, la magnitud del campeonato, la propia moto, la moto de los rivales o incluso el no sentirse a gusto con la vestimenta que uno lleva, puede hacer que  el mismo estado mental se desprograme y surja una especie de bloqueo interior siendo incapaz de dar la mejor versión como piloto. Este tipo de anclajes negativos son los que se crea el mismo piloto, es una realidad subjetiva que pasa hasta al que ha ganado varios títulos, pero cierto es que con el tiempo y la experiencia se gestionan mucho mejor e incluso se gira la situación y se convierten en anclajes positivos consiguiendo una motivación extra para demostrar todo el talento que uno esconde dentro. De aquí la importancia de entrenar no solo los aspectos físicos y técnicos, sino de prepararse mentalmente de todos los posibles bloqueos que pueden aparecerse en la mente, ya sea con la ayuda de un profesional, persona de confianza o uno mismo.

Reprogramar el estado del consciente y subconsciente no es fácil,  al igual que el entrenamiento físico requiere tiempo, el entrenamiento psicológico también necesita sensibilidad y dedicación para notar dichos cambios, lo que pasa que es tan obvio, que lo obviamos. De una forma distinta a los pilotos, los espectadores disfrutamos mucho del espectáculo de las carreras. Ellos también disfrutan y sienten intensamente,  pero estos/as tíos/as que se ponen detrás de una valla de salida son auténticos valientes que afrontan situaciones de estrés nada fáciles de gestionar y se merecen nuestro máximo respeto.

TENSADO ÓPTIMO DE LA CADENA

Realizar un buen mantenimiento del kit de transmisión y de la cadena concretamente es fundamental para tener un rendimiento óptimo y sobre todo para prevenir averías como una rotura de la misma, porque, aparte de poder quedarte fuera en una carrera, el riesgo de caída puede ser terrible. Básicamente hay cuatro aspectos a tener en cuenta en le cadena: tensión, limpieza, engrase y durabilidad.  La cadena, como es lógico, se desgasta con el uso. Este desgaste hace que los eslabones se vayan separando poco a poco, con el consiguiente estiramiento de la cadena. Esto sucederá más a menudo si, además, la cadena no está bien mantenida: que vaya más tiempo en su sitio y bien engrasada y limpia evita este desgaste. Si va destensada, por lo contrario, va moviendo más y esto va provocando, a su vez, un mayor desgaste. Corona y piñón también se desgastan y una cadena en mal estado les perjudica más. Y recuerda: estas tres piezas, cadena, corona y piñón, siempre se deben cambiar juntas, aunque solo una de ellas parezca desgastada.

Es evidente, que un mal uso de estos aspectos conllevará a tener que substituir el kit de transmisión más a menudo y como hemos comentado con el posible caso de rotura. Además de no apurar el uso de la cadena y substituirla cuando es debido, deberíamos limpiar la cadena con un cepillo específico entre manga y manga, engrasar con un aceite indicado para dicho uso y tener el tensado óptimo para que todo el conjunto en general trabaje de forma adecuada.

Las cadenas tienen una holgura o juego necesario para permitir trabajar a la suspensión, puesto que el eje sobre el que pivota el basculante y el piñón de ataque no coincide. Este juego, que puede ser entre uno y tres centímetros, está especificado en el manual de la moto y suele medirse en el punto central. Compruébalo y si no coincide procede a tensar la cadena. Ten en cuenta que las cadenas siempre tienden a perder tensión, es inevitable, por lo que no abandones esta revisión con frecuencia porque te puedes llevar una mala sorpresa. Las cadenas reciben constantes tensiones de transmisión y eso hace que se “estiren” y que el propio mecanismo de tensado pueda ceder ligeramente pero se nota mucho en la cadena con el paso de las horas.

SOBRE LA TÉCNICA DE PILOTAJE

“Tus articulaciones, una referencia clave”

 

Nuestras articulaciones juegan un papel muy importante a la hora de pilotar, piensa que tal como nos coloquemos lo transmitiremos a nuestra moto. ¿Has probado alguna vez de pilotar poniendo tu cuerpo totalmente recto y rígido? Lo más probable es que en los saltos salgas totalmente en dirección a las nubes, o que encuentres serias dificultades de pilotar por falta de movilidad en el conjunto de tus articulaciones. Somos como una especie de muelle que nos tenemos que ir adaptando a cada obstáculo del circuito y a las reacciones de la moto. Con una correcta colocación de tu cuerpo, serás capaz de que la moto esté bien pegada al suelo en todo momento y también conseguirás dirigir tu moto exactamente por la trayectoria que quieras coger. Te aconsejamos que una vez estés entrenando, tomes consciencia de tu cuerpo y tus articulaciones sin limitarte solamente a rodar rápido en todas las mangas, dedica una parte del entrenamiento a trabajar tu técnica de pilotaje en las curvas, saltos, baches etc.

Si nos fijamos en la conducción de  los mejores pilotos del mundial, conducen gran parte de la pista de pie para así obtener mayor control de la moto, sobretodo en zonas muy bacheadas permitiendo una mayor absorción mediante las articulaciones del tobillos, rodillas, cadera y codos. Hay pilotos que utilizan la punta de los pies apoyados en las estriberas algo más retrasados, técnica nada fácil de realizar si no estamos acostumbrados, pero que es realmente efectiva si la conseguimos dominar. Seguramente ahora mismo vayas cómodo con tu posición de conducción, pero probablemente estés cometiendo errores que no te dejen mejorar tu velocidad y efectividad en el pilotaje, a partir de ahora intenta tomar consciencia de tu cuerpo cuando vayas a los circuitos para poder mejorar tu técnica de pilotaje.

TÉCNICA DE LA SALIDA

Realizar una buena salida es fundamental para adquirir un buen resultado en la carrera, en según qué competiciones cuando las diferencias de tiempo por vuelta son escasas entre los pilotos, casi nos atreveríamos a decir que es el 50% del resultado final de la manga. Es importante según la recta del circuito, escoger correctamente el sitio de dónde vas a partir, mi consejo es que escojas una línea lo más corta posible pero siempre con un ángulo suficiente para realizar una buena frenada. Podríamos decir que existen tres tipos de salida diferentes: con un pié en el suelo, con los dos pies o dejando correr la moto durante los 5”. Cada piloto usa la más efectiva según su criterio, nosotros te mostramos la técnica más común:

Salida con los dos pies en el suelo: la parte más positiva es que se parte con una buena estabilidad (también influye la envergadura del piloto, muchos pilotos de menor envergadura utilizan alzas para mejor estabilidad) y los primeros compases te aseguras de trazar una línea más recta sin correr el riesgo de desestabilizarte y tocar a otro piloto (siempre teniendo en cuenta que la rueda delantera esté bien pegada al suelo.)  Como parte negativa es que el pié del cambio de marchas, al no estar colocado en su respectiva estribera puede dificultar el cambio de la marcha

Puntos importantes:

  1. En el caso de que en la salida no haya rejilla, hay que “limpiar” y compactar con la bota la rodera o zona que hemos escogido, esto nos permitirá mayor tracción una vez aceleremos.
  2. No ponerse muy pegado a la valla, dejar un espacio mínimo de unos 30 cm o 40 cm para margen de error.
  3. Antes de prender la moto, nos aseguraremos que el motor esté en una óptima temperatura para un buen rendimiento.
  4. Para no tener problemas con el embrague, engranaremos la segunda velocidad justo cuando veamos girar el cartel de 5” (hay una minoría de pilotos que salen con la tercera velocidad, dependerá del kit de distribución escogido y de la habilidad del piloto de soltar el embrague).
  5. Una vez los dos pies estén en el suelo y el tren inferior equilibrado, inclinaremos el cuerpo hacia adelante quedando el casco justo por delante de la altura del manillar.
  6. Suelta unos centímetros el embrague notando de forma muy sutil que el tren trasero se levanta brevemente, al mismo tiempo tienes que revolucionar el motor buscando el punto óptimo para que traccione y no se levante en exceso (en ningún caso la rueda trasera tiene que estar en movimiento).
  7. Una vez concentrado al primer movimiento de la valla, suelta el embrague manteniendo el tronco inclinado aproximadamente los primeros cincuenta metros.

 

SISTEMA DE MOUSSE VS CÁMARA DE AIRE

¿Quién no ha ido a entrenar o ha estado disputando una carrera y ha pinchado en plena manga? A parte de no poder acabar la sesión, una vez pinchado, toca reponer la cámara de aire, suponiendo toda una faena para el piloto o mecánico. Con el sistema de mousse se evitan estos dolores de cabeza. ¿Pero qué es exactamente este sistema y de qué está compuesto? Se trata de unos insertos de espuma que se sitúan entre la llanta y el neumático para ofrecer una mayor protección frente a pinchazos y llantazos. La parte  más positiva frente a la cámara de aire, es que ni se pincha ni tampoco no arranca la válvula, además, según la mayoría de pilotos ofrece muy buen grip. Pero no todo son ventajas al montar un mousse, porque con el tiempo o el uso tiende a desintregrarse y pierde toda su efectividad. También hay una diferencia importante con la cámara, el precio. El juego de mousse para las dos ruedas puede rondar sobre los 250€, mientras que una cámara reforzada te puede salir por unos 15€ aproximadamente. Hay un buen número de pilotos que para para competir montan el mousse en ambas ruedas y para entrenar montan mousse en la rueda delantera, mientras que en la trasera montan una cámara reforzada. De esta manera, económicamente,  se evita tener que gasto extra en reponer mousses al largo de la temporada. Como todos ya sabéis, lo bueno de la cámara es que puedes jugar con las presiones según el terreno, y a la hora de montar es más fácil que el mousse, eso sí, con el inconveniente de que se pueda pellizcar durante el montaje. En conclusión, si económicamente te lo puedes permitir, el mousse es la opción más segura para tus sesiones de moto, pero siempre tienes la opción de las cámaras reforzadas que dan muy buen resultado.

Aquí una de las diferencias d…

Aquí una de las diferencias de los pilotos americanos a la hora de entrenar técnica. Mientras en España los pilotos se matan hacer mangas de 30′,los yankees improvisan zonas de trampas para mejorar su pilotaje…
http://motocross.transworld.net/1000171959/news/josh-hill-pala-practice-session/

Page 4 of 7« First...23456...Last »